Día Mundial del Agua 2017: Aguas Residuales

Día Mundial del Agua 2017: Aguas Residuales

Desde hace años, Aljarafesa viene realizando una importante labor en la conservación del Medio Ambiente, de hecho, fue pionera a nivel autonómico y la primera comarca a nivel nacional en depurar las aguas residuales de los municipios integrados en la Mancomunidad del Aljarafe.

La cercanía de nuestra comarca al Parque de Doñana, nos convierte en zona sensible en el tratamiento de las aguas residuales de nuestros vecinos, lo que ha supuesto grandes inversiones en continuo para conseguir implantar las distintas instalaciones de las que se ha dotado al Aljarafe.

Actualmente podemos decir, que se depuran las aguas residuales de nuestros pueblos, y que estos sistemas siguen mejorando, no sólo en infraestructuras sino también, con la instalación de novedosos sistemas de gestión en las plantas de tratamiento.

En los procesos de depuración de aguas residuales existen dos líneas bien diferenciadas, una que trata las aguas provenientes del uso doméstico e industrial, y otra de fangos que separa y procesa la acumulación de materia orgánica y nutrientes que el agua arrastra consigo.

El destino del agua tratada en las depuradoras de aguas residuales, es la devolución a nuestros ríos una vez pasado los distintos procesos que garanticen que se encuentra en condiciones óptimas para el medio ambiente.

Pero, ¿qué ocurre con los lodos que generan la depuración del agua residual? Los fangos provenientes de la depuración de aguas residuales tienen distintas aplicaciones, los que se generan en las plantas de Aljarafesa en concreto, son aplicados a la agricultura de la zona, cumpliendo los principios básicos medioambientales de cercanía geográfica y reutilización, y por supuesto, con los parámetros legales para su aplicación a la agricultura, en los que se miden especialmente los metales que pudieran contener.

Estos lodos tras pasar por un proceso de espesado, digestión y secado, son utilizados como abono en distintas plantaciones y cultivos, generando beneficios ecológicos y un ahorro importante para el agricultor frente al abonado tradicional con productos químicos, además, se puede destacar como atributo novedoso, que la empresa responsable de la retirada de lodos de la depuradora, realiza estudios de cultivo en los que se analiza las demandas de nutrientes y materia orgánica que admite el suelo para optimizar las cosechas.

Actualmente, está en estudio un proyecto de cogeneración con el que transformar la energía química contenida en el biogás en energía mecánica para la producción de electricidad y calor, reutilizable en el propio tratamiento de la depuradora, ahorrando costes de producción de la misma.

La evacuación de aceites y grasas procedentes de restos de alimentos o procesos industriales a través de los sistemas de desagües de nuestros hogares o industrias, pueden provocar daños innecesarios y serios, no solamente a las propias redes de saneamiento, sino también a nuestro medio ambiente. Si bien otro tipo de sustancias nos pasan desapercibidas para los procesos de depuración de aguas residuales, los medicamentos son enemigos invisibles que consiguen llegar con facilidad a las cuencas de nuestros ríos. El envejecimiento de la población y la drogadicción, son algunos de los principales factores que contribuyen a que los fármacos estén cada vez más presente en los ecosistemas. A pesar de que hoy por hoy no supone un riesgo para la salud humana, sí preocupa los efectos a medio y largo plazo de las diferentes sustancias que se han encontrado en las aguas de nuestros ríos, como restos de analgésicos, antinflamatorios, antibióticos y distintos productos que podemos tener en los botiquines de nuestros hogares.

El uso de toallitas húmedas para el inodoro está muy extendido, y causa una gran preocupación a nivel mundial en el sector del agua, ya que el cliente final de los servicios de abastecimiento y saneamiento, confunde el hecho de que sea desechable con la forma que se puede desechar, que nunca debe ser a través de los sistemas de saneamiento. Es importante aclarar que el inodoro no debe utilizarse nunca como papelera, ya que todo lo que tiramos a través de él puede causar atascos en nuestras acometidas domiciliarias de saneamiento, nuestros emisarios y colectores y en las propias estaciones de depuración de aguas residuales, además de incrementar la factura del agua.

Es imprescindible que el usuario del servicio colabore para mejorar no solo la gestión del servicio de agua a la comarca, sino también la sostenibilidad medioambiental de nuestros pueblos.

 

 

 

 

 

Escudos